En Animal CREM pensamos que nuestras mascotas merecen terminar sus días con un final digno, la disposición de sus restos es la última oportunidad que tenemos para agradecerles que nos hayan brindado tanta fidelidad y cariño.

Comienza con la colocación de los cuerpos en el interior del horno crematorio, de manera mixta. Las capacidades de utilización del horno las determina la autoridad competente en función del tipo de planta incineradora según normativa legal vigente (Ley Sandach 1069/2009).

El Horno con su Cámara Post-combustión realizará un barrido inicial por medio de aire para desalojar los gases de la cámara antes de encender los quemadores, después se procede a encender el quemador de precalentamiento, para luego encender los quemadores principales que incineran el cuerpo.

Una vez transcurrido el tiempo de cremación, quedan solamente cenizas y restos de huesos calcinados, se separan todo tipo de remanentes metálicos que pudiera haber y se colocan los fragmentos de huesos en una máquina trituradora que los reducirá a polvo.

Copyright © 2016