En Animal CREM pensamos que nuestras mascotas merecen terminar sus días con un final digno, la disposición de sus restos es la última oportunidad que tenemos para agradecerles que nos hayan brindado tanta fidelidad y cariño.

Comienza con la colocación del cuerpo en el interior del horno crematorio.

El Horno, en su cámara Post Combustión, efectúa el barrido inicial por medio de aire para desalojar los gases de la cámara antes de encender los quemadores, teniendo así, una operación más segura. Después se procede a encender el quemador de precalentamiento durante cinco minutos, para luego encender los quemadores principales que incineran el cuerpo.

Una vez transcurrido el tiempo de cremación quedan solamente cenizas y restos de huesos calcinados, se separa todo tipo de remanentes metálicos que pudiera haber y se colocan los fragmentos de huesos en una máquina trituradora que los reduce a polvo. Todos estos restos son depositados en la urna standard, incluída en el servicio o en su caso la que el cliente haya seleccionado y personalizado de entre el amplio catálogo Animal CREM. Consultar en sección Urnas/Recuerdos.

Copyright © 2016